Amatria

Hay un lado en la electrónica pachanguera. Se necesita mucho pop sintético. Y entonces uno se pone en los cuarenta principales del underground. Porque esto no llega a la masa. ¿Y eso es malo? No, es mejor que no llegue. Porque no hay nada bueno ni malo. Miren Bravo Fisher! No hay nada bueno ni malo. Hay lo que es.

Y Amatria es todas nuestras reminiscencias ochenteras y noventeras, para aquellos que aún fuimos a eso de la EGB, en un puto y jodido disco divertido y hedonista.

El Golpe es temazo de Gabana y de a catorce pavos la copa, colega. Pero también es paradigma de lo actual, en una sesión épica de algún dj que quiera despuntar con algo diferente, de calidad y elegante.

Amatria nos devuelve, treintañeros añejos, a una adolescencia en la que lo fundamental era la inocencia del botellón en los bajos de Moncloa a las puertas del Inn. Ni pop ni dance. Si no todo lo contrario. Y es que eso éramos los críos de los noventa. Igual que somos el orfidal de los adultos de ahora. Y Amatria lo borda. Dentro de la industria, dentro de la paleta underground, mientras sentimos su magisterio pop.

Y encima revisan a Los Planetas en La Copa de Europa, sonando más modernos que ellos y sublimemente tristes.

Música de baile. Pelín tristona. Pelín nostálgica. Pelín siempresmile de pega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s