Lu Rois

Hace casi veinte años que tuve una novia que vivía en Sabadell. Ella se lo hacía en no sé qué curso de piano en el conservatorio. Yo estudiaba cine en la TAI de Madrid. Así que ella cantaba. Y yo dirigía cortos de mierda. Y ella compuso canciones con alguno de mis poemas adolescentes. Y los cantaba. En català. Y yo mientras fumaba ducados, en català. Ella no, ella era más de los Beatles. Así que lo dejamos. Porque cantaba, pero no como lo hace Lu Rois.

Y es que nunca nadie me acarició con la sensibilidad que Lu Rois desprende en Camí del Far. Callarse, no decir nada y que la gente se emocione con lo que dejas en el camino. Así hace Lu Rois. Y así es, el recurso del piano y de la voz, y es los tiempos alegres, y es en parte lacrimógena, y es melodías que te transportan a una nostalgia radiante y a la verdad.

Porque en Camí del Far hay una verdad tan intensa que hace daño, en cada una de las nueve piezas, en cada una de las nueve piezas es tan juguetona, es tan intensa que quiero emborracharme.

Camí del Far es selecto y solo para golpeados. Tan bello como La Dansarina. Lu Rois propone un desarrollo intrincado y difícil, y sencillo, sí, como rozar la piel de un recién nacido que juega con las armonías y con la voz.

Lu Rois se eleva en un catalán tan bello y tan bien fraseado que solo queda la emoción y la verdad del amor.

Camí del Far es una obra de arte. Enamorémonos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s