Solletico

Solletico vuelven a la autoedición en Erra (2016), con el que debutan en largo, y lo hacen con una referencia clara y densa que, por su historia, podría romper en pedazos el trabajo realizado. Esa referencia no es otra que Vainica Doble, de cuyo legado maman y, oh sorpresa, no les quita una mota de sinceridad, sino que además envuelve de trascendencia un disco, como se suele decir, redondo.

En Erra hay una alegría y una efervescencia sin pose que a uno le desnudan de sensibilidad. Como en La primavera (Por fin). Aquí nada es impostado, tejen letras sencillas donde todo se sucede con naturalidad a través de un constante juego de tú a tú con las palabras y sin estridencias, pero sin olvidar la dentellada fina (La aspiradora teutona). Y sí, recuerdan a unas Vainica Doble eléctricas (El entierro de la sardina) y también (Emiliano) a ratos a grupos preconstitucionales como Jarcha, recuperando la tradición.

Solletico, fieles al detalle, confirman su maestría a la hora de manejar la lengua, la española que es tan difícil de adaptar, y el lenguaje oral como seguramente pocos grupos pop saben hacer. Folk, colores, pop y algo de distopía costumbrista. Erra es un jodido discazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s